martes, 21 de octubre de 2014

Ella

Cuando sigue caminando
bajo estrellas cristalinas,
a compás las bambalinas
sin querer van redoblando;
también la va acompañando,
la luna clara, el lucero,
la oración del nazareno,
una saeta gitana,
y un repique de campana
sin que toque el campanero.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

deje su comentario